Parques Rurales

Los parques rurales son espacios sobre cuya gestión se actúa de manera que se consiga armonizar la conservación con las actividades de uso público y desarrollo local

Se trata de zonas en las que coexisten las actividades agrícolas y ganaderas o pesqueras con procesos de importancia ecológica, dando lugar a un paisaje de gran interés. Su finalidad principal es la conservación de todo el conjunto, mediante el desarrollo armónico de las poblaciones locales y la mejora de sus condiciones de vida.

Los parques rurales de la Isla son:

Parque Rural de Anaga

El Parque Rural de Anaga ocupa gran parte del macizo montañoso situado en el extremo nordeste de la Isla de Tenerife. Con una extensión de 14.419 hectáreas abarca una parte importante de la Isla de Tenerife y se ubica en parte de los municipios de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife y Tegueste.

Se trata de un espacio abrupto con excepcionales valores naturales y culturales, que cuenta con paisajes de gran armonía y belleza, fruto de la coexistencia del ser humano y la naturaleza en un territorio agreste.

Hoy constituye una de las principales áreas de esparcimiento del área capitalina de Tenerife y es también un gran atractivo turístico, lo que ha de servir para ayudar a preservar su población y su cultura local y mejorar sus condiciones de vida.

Cómo llegar

Los accesos principales son a través de la carretera TF-12 por las Mercedes, desde La Laguna, y por San Andrés, también por la carretera TF-12, desde Santa Cruz. Se puede acceder en vehículo particular y en transporte público.

Qué puedes visitar

Anaga tiene una interesante red de carreteras y de senderos que nos pueden acercar, en coche, en guagua o caminando, a lugares con excelentes panorámicas, rincones naturales de belleza espectacular o conocer sus numerosos y pintorescos caseríos y participar de las formas de vida de sus gentes.

En el folleto general del Parque (ver en documentos asociados) encontrará una relación de los itinerarios en coche o a pie recomendados.

Qué ofrece

Anaga ofrece un paisaje espectacular y una gran diversidad natural, resultado de la propia orografía, y por la existencia de diferentes ambientes, que van desde el más húmedo y lluvioso en las partes altas hasta aquellos de elevada insolación y escasa pluviometría.

Esta diversidad de ambientes favorece el asentamiento de una rica y diversa naturaleza, un abanico de comunidades que alberga numerosas especies animales y vegetales, con más de 120 endemismos locales, algunos de ellos muy escasos y amenazados.

Entre los hábitats naturales de Anaga se encuentran algunas de las mejores manifestaciones de los ecosistemas canarios. Destacan por su buen estado de conservación los bosques de laurisilva de sus cumbres, los sabinares como el de Afur o los cardonales tabaibales del extremo oriental del macizo.

Población, cultura y tradiciones

Más de 2.000 personas viven actualmente en los 26 núcleos de población del parque. A pesar de la abrupta orografía y de las dificultades, se mantiene a través de ellas una forma singular de asentamiento humano en el territorio que aporta un valiosísimo legado cultural.

En los primeros siglos, tras la conquista, florecieron pueblos como Taganana, con una economía de exportación de productos como la caña de azúcar y el vino. Posteriormente, las tierras de Anaga se dedicaron a productos de subsistencia y de abasto interior, una tarea ardua, que requirió el esfuerzo de construir y mantener los bancales en las abruptas laderas; de producir en condiciones de sequero y de tener luego que transportar los productos a través de las montañas para abastecer a La Laguna o a Santa Cruz.

Por sus condiciones naturales y por el esmero de sus gentes, Anaga guarda un tesoro de variedades locales de productos que son únicos, como las papas borrallas, variedades de batatas, de ñames, de viñas y de muchos frutales, así como también muchas prácticas ecoculturales que remarcan todavía más la singularidad ambiental y cultural de esta comarca tinerfeña.

Su gestión

El Parque Rural de Anaga se ordena y regula a través de su Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Este documento es el marco necesario para garantizar la protección del espacio y ordenar el uso de sus recursos, al tiempo que permite impulsar y promover aquellas actuaciones que mejoren la calidad de vida de las poblaciones locales.

Lógicamente, la conservación del Parque implica unas normas y limitaciones en cuanto a su uso y disfrute. Su cumplimiento es la mejor manera de cooperar con la gestión y conservación de este singular paraje.

Con esta finalidad, el Parque Rural dispone de una Oficina de Gestión que permite el acercamiento y la colaboración entre los gestores del espacio y sus habitantes. Si precisa mayor información o desea hacer alguna sugerencia, no dude en contactar con el personal del Parque, su participación es vital para mejorar la gestión de este espacio protegido.

Cita Previa, Contacto e Información

Oficina Técnica y Administrativa del Parque Rural de Anaga

  • Dirección: Pabellón Insular Santiago Martín, calle Las Macetas, sin número, Los Majuelos, 38108, La Laguna
  • Teléfono: 922 239 072.

Oficina de los Agentes de Medio Ambiente del Parque Rural de Anaga

  • Dirección: Cruz del Carmen, carretera TF12 de las Mercedes al Monte, Santa Cruz de Tenerife
  • Teléfono: 922 630 000

Centro de Visitantes del Parque Rural de Anaga

  • Dirección: Cruz del Carmen, Anaga, Santa Cruz de Tenerife
  • Teléfono: 922 633 576
  • Aviso: No olvide que debe llamar previamente para concertar cita.
Documentos asociados
Enlaces
Teno

El Parque Rural de Teno se encuentra situado en el extremo noroccidental de la Isla de Tenerife, estando configurado básicamente por el macizo de Teno y las zonas que lo rodean. Comprende parte de los municipios de Buenavista del Norte, Los Silos, El Tanque y Santiago del Teide

Teno es un macizo volcánico antiguo en el que los procesos erosivos modelaron su actual paisaje, formándose grandes acantilados costeros y quedando al descubierto numerosos diques y pitones.

Las últimas manifestaciones volcánicas encauzaron sus coladas por antiguos valles y fosilizaron algunos acantilados, abriéndose en forma de abanico al alcanzar la costa y dando lugar a islas bajas como la de Buenavista o la de Teno Bajo.

La orografía actual de Teno se caracteriza por sus perfiles, valles como el de El Palmar y Erjos y por sus profundos barrancos que, como el de Masca, suelen desembocar en pequeñas playas. Sin embargo, lo más representativo de la costa de Teno son sus impresionantes acantilados, como el de Los Gigantes, que llega a superar los 500 metros de altura, así como las islas bajas y los taludes de derrubios acumulados sobre ellas.

Cómo llegar

Los accesos principales al Parque son por la carretera TF-436 que se dirige de Buenavista a Santiago del Teide, así como la carretera TF-445 que conecta Buenavista con el Faro y la Punta de Teno. Además, por el Parque atraviesa la carretera TF-82 que une Icod de los Vinos con Armeñime y que enlaza en este último lugar con la TF-1, Armeñime – Santa Cruz de Tenerife.

¿Qué puedes visitar?

Entre sus enclaves más relevantes se puede destacar Masca, Valle de El Palmar, Teno Alto, Monte del Agua, Punta de Teno, Acantilados de Los Gigantes, Cumbre de Bolico, las Mesetas de Abache, Guergues y la Fortaleza así como una amplia variedad de ecosistemas diferentes en un pequeño territorio. Su superficie total es de 8.063,3 hectáreas.

¿Qué puedes visitar?

Entre sus enclaves más relevantes se puede destacar Masca, Valle de El Palmar, Teno Alto, Monte del Agua, Punta de Teno, Acantilados de Los Gigantes, Cumbre de Bolico, las Mesetas de Abache, Guergues y la Fortaleza así como una amplia variedad de ecosistemas diferentes en un pequeño territorio. Su superficie total es de 8.063,3 hectáreas.

¿Qué ofrece?

Por su altitud y exposición, Teno ofrece una gran diversidad biológica y constituye un importante refugio para algunas especies amenazadas, como las palomas de la laurisilva o los lagartos endémicos. La formación de monteverde se extiende por las zonas expuestas al alisio y en el Monte del Agua cuenta con una magnífica representación de fayas, palos blancos, acebiños y madroños.

En la vertiente meridional del Parque, los elementos vegetales más destacados son las retamas y las tabaibas, junto con otras especies propias de zona de transición, mientras que en los taludes de la vertiente norte destacan restos de bosque termófilo, especialmente palmeras, dragos y granadillos.

En la Punta de Teno se encuentra una de las mayores y mejor conservada representación de tabaibas y cardones de la Isla, cuya espectacularidad radica en su abundancia y el porte que alcanzan algunos ejemplares.

Además de los valores naturales, Teno cuenta con un importante legado de valores etnográficos, con costumbres tradicionales que en muchas ocasiones sólo se conservan en algunos lugares de nuestra geografía.

Si deseas conocer la riqueza natural y cultural de este paraje, nada mejor que desplazarse por sus carreteras, caminar por sus senderos, contemplar sus vistas panorámicas desde sus miradores, conocer sus caseríos y gastronomía, alojarse en el Albergue de Bolico, pasar un día familiar en el Área Recreativa de Los Pedregales y adquirir algunos productos locales en el Mercadillo del Agricultor de El Palmar.

Participa de la forma de vida de sus gentes, respetando las propiedades, costumbres e intimidad de sus habitantes.

Población, cultura y tradición

La población del Parque Rural de Teno reside en los caseríos de El Palmar, Teno Alto, Las Lagunetas, Las Portelas, Los Carrizales, Masca y Erjos y se mantiene gracias a actividades agrícolas y ganaderas, básicamente de autoconsumo y a tiempo parcial.

El singular paisaje agrario de este lugar testimonia la importancia que estas actividades, especialmente la agricultura, tuvieron en la economía local en el pasado. Actualmente, el flujo migratorio de los más jóvenes hacia el sector servicios del Sur de la Isla ha provocado el incremento de la edad media de las personas dedicadas a actividades agropecuarias, contribuyendo también el retorno de emigrantes que partieron hacia Venezuela y posteriormente a paises europeos, en los años 60.

Entre los productos locales, destacan las papas del país, el queso, el vino, el azafrán de la tierra, la fruta y la miel. Todos estos productos se comercializan en la propia zona.

Por otro lado, a pesar del retroceso que han sufrido las actividades artesanales típicas de la zona, aún podemos encontrar artesanía de palma en Masca y El Palmar. En las proximidades de los caseríos se pueden descubrir antiguos hornos de teja o de pan, así como eras comunales y tágoras o refugios, propios de zonas de tradición ganadera, como las situadas en Teno Alto.

Las festividades que se celebran en los distintos caseríos están relacionadas con el final de las cosechas, en los meses de septiembre y octubre. Destacan por su interés histórico y cultural las fiestas de El Palmar, conocidas por el baile de Las Libreas y su peculiar danza del Tajaraste.

Contacto e información
  • Oficina de Gestión del Parque Rural de Teno
  • Teléfono: 922 447 974/70
  • Fax: 922 128 043
  • E-mail: tenoparque@tenerife.es
  • Guía práctica: Parque Rural de Teno
  • Amplía la información relativa a senderos: Red de senderos homologados

 

  • Albergue de Bolico
  • Dirección: Proximidades del barrio de Las Portelas, carretera TF-436 a Masca
  • Teléfono de reservas: 902 455 550
  • Web: www.alberguebolico.com/