Custodia del Territorio

La custodia del territorio consiste a grandes rasgos en lograr acuerdos entre propietarios o titulares, entidades que desarrollan el programa de actuación (entidad de custodia) y las administraciones actuantes, que deben velar por el cumplimiento de la normativa y los planes, fomentando e incentivando este tipo de acuerdos entre las partes.

Las figuras de custodia y contratos territoriales desarrollan un conjunto de herramientas que ayudan a compatibilizar las actividades productivas en el medio rural y el medio marino, con la preservación de sus recursos naturales, el mantenimiento de los ecosistemas y el paisaje.