Responsabilidad Social Corporativa

La RSC es la contribución activa y voluntaria de las empresas a la mejora social, económica y ambiental del entorno y puede materializarse de diferentes maneras:

  1. Mediante la firma de un convenio por el que la empresa se compromete a apoyar y patrocinar total o parcialmente una actividad.
  2. Mediante patrocinios puntuales de actuaciones o campañas concretas.
  3. El personal de la empresa participa en un proyecto o actuación concretos (voluntariado corporativo).

La RSC tiene grandes beneficios desde el punto de vista ético y social en la empresa, pues fortalece la cultura corporativa, promueve la creatividad y fomenta el trabajo en equipo, puede contribuir a mejorar el clima laboral y aumentar el sentido de pertenencia a la empresa, y mejora la imagen de la entidad ante la sociedad.